info@absolutaloe.com

El Aloe Vera combate la artrosis y la artritis

“Los beneficios que ofrece el aloe vera en personas que sufren de artrosis y artritis proviene de sus  cualidades naturales, entre las que se cuentan tanto sus propiedades antiinflamatorias como  analgésicas”

El Aloe Vera, planta medicinal conocida también como Sábila, es preciada por sus innumerables propiedades para combatir enfermedades que afectan al organismo. Sin duda, cuando se tiene algún padecimiento de salud nunca dejará de aparecer alguien que recomiende su ingesta para encontrar la cura a nuestro mal.

Una de sus tantas propiedades es su capacidad de actuar como antinflamatorio natural. Sin duda, sirve como solución tanto para la artrosis como para la artritis, enfermedades relacionadas con las articulaciones y los cartílagos de los seres humanos. Específicamente, posee un compuesto conocido como antraquinonas, que son usados como analgésicos naturales, lo cuales tienen la propiedad de actuar ante estos dos padecimientos.

Hay que considerar que el tratamiento de Aloe Vera en estos casos sirve solo para paliar los síntomas y no como un mecanismo estricto que acabará completamente con los malestares de ambas afecciones. Sin embargo, sus capacidades para disminuir los dolores son tanta que no se debe dejar de hacer el tratamiento.

En estos términos, la Sábila se puede usar tanto en presentaciones tópicas como, también, se puede recurrir a su ingesta en forma de jugo. Inicialmente, se puede utilizar compresas sobre las zonas de dolor o aplicarla en forma de gel, en ambas modalidades los efectos se apreciaran a pocas horas de su aplicación.

Pero, también, su ingesta es muy recomendada ya que, por sus propiedades enzimáticas el organismo podrá digerir los nutrientes de una forma más fácil y rápida, situación que en ambas enfermedades se complica porque en la mayoría de las ocasiones se producen anticuerpos que dificultan la completa digestión de cualquier nutriente.

La recomendación, es extraer el gel de la hoja de aloe, limpiarlo muy bien  para eliminar la parte amarilla, añadirlo a la licuadora con zumo de limón y miel y, finalmente ingerirlo en ayunas. Este es un tratamiento efectivo que aliviará el malestar y que se puede repetir hasta que los síntomas hayan desaparecido. Como siempre, es propicio consultar a un médico para conocer las posibles desventajas que puedan aparecer según los tratamientos e ingestas de medicamentos que se estén realizando en forma paralela.

[esgracias]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *