info@absolutaloe.com

Remedios de aloe vera para las varices  

Las varices son la forma en que se presenta la dilatación de las venas a las cuales se les dificulta reenviar sangre al corazón. Esto también es llamado insuficiencia venosa y es muy común que se presenten en los miembros o extremidades inferiores. Esta alteración de las válvulas venosas puede ser en muchos casos bastante dolorosa y antiestética. Se recomienda el uso del aloe vera para desinflamarlas y restaurar los tejidos de la piel de las piernas.  

Las varices afecta en mayor proporción a mujeres que a hombres y que por herencia genética las predispone a padecer la enfermedad. Además de esto, los hábitos de vida también son influyentes y posibles causas de esta alteración. Existen muchos medicamentos con los cuales controlar la aparición de varices, sin embargo, no todos son tan eficientes, por ende, un gran porcentaje de pacientes acaba recurriendo a la cirugía para lograr eliminarlas. No obstante, también hay métodos naturales bastante eficaces con los que se pueden obtener grandiosos resultados. La crema casera de aloe vera para el tratamiento de las varices es muy fácil de hacer, de hecho no se necesita gran cosa, lo importante en este caso es tratar de ser lo más constante posible con su aplicación. Para crearla sólo se necesita zanahoria, aloe vera, vinagre de manzana.

Lo primero que hay que hacer es llevar la zanahoria a una licuadora para  obtener una pasta, debe ser completamente triturada y quizá agregar un poco de agua hasta obtener una mezcla adecuada. Cuando ya se tiene la mezcla de la zanahoria, se agregan los otros dos ingredientes, el vinagre de manzana y el aloe vera. En cuanto a la cantidad de aloe vera a utilizar, la misma se puede calcular en base a lo agregado de zanahoria, es decir, mismas proporciones. Obviamente la sábila debe estar previamente cortada y limpia, dejando al descubierto sólo el cristal, sin conchas ni espinas.

Habiendo obtenido la mezcla homogénea, empieza la fase de aplicación. Este proceso es un poco más detallado y delicado, para que la mascarilla haga efecto, es importante masajear la zona de abajo hacia arriba, es decir, desde los tobillos hasta las pantorrillas, teniendo mucho cuidado de no aplicar mucha fuerza y más daño. Esta crema casera puede aplicarse todos los días al final de la jornada, luego de un baño y tomando en cuenta que sólo se debe dejar actuar por 30 minutos para luego eliminar el exceso con agua tibia o ligeramente fría. El día que falte algún ingrediente, y para no faltar en el tratamiento, se pueden mojar unos paños con vinagre de manzana y dejarlos en la zona. Sin embargo, es más eficiente con aloe vera.

[esgracias]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *