info@absolutaloe.com

El aloe vera para el cáncer

Todos conocemos las cualidades y propiedades de la planta de sábila o aloe vera.  Sin embargo, la gran mayoría de estos remedios están enfocados a la regeneración del cutis o tratamiento de heridas, etc. Muy pocas veces se escucha de algún remedio a base de este ingrediente, como tratamiento del cáncer o alguna otra enfermedad destructiva y en muchos casos degenerativa. 

Si bien, siempre se está comunicando al público en general y pacientes que padecen la enfermedad acerca de nuevos tratamientos químicos que podrían funcionar, la gran mayoría de estos pacientes de cáncer quisiera enfrentar un proceso menos doloroso, costoso y que sea igual de eficiente. Es por eso que en este artículo se presenta una información que de alguna u otra manera, podría cambiar el futuro de esta enfermedad, en aspectos como; prevención y tratamiento, utilizando ingredientes naturales como el aloe vera.

La historia de la receta nos traslada a Israel, específicamente en Belén. En esta ciudad hay un Fraile franciscano, conocido como Fray Romano y oriundo de Brasil, que actualmente es maestro del seminario de esta ciudad reconocida históricamente. El Fraile asegura que la receta del aloe vera no solo es real y eficiente, sino que además hay pruebas de resultados positivos en pacientes en etapa terminal, algo nunca antes visto.

La receta no es para nada complicada y cualquier persona puede hacerla en su propia casa.

Ingredientes:

  1. ½ Litro de miel de abeja pura.
  2. 2 Pencas grandes o 3 pequeñas de aloe vera

Una vez teniendo ambos ingredientes, lo primero que hay que hacer es limpiar la hoja de aloe vera, quitarle las espinas de alrededor, dejarla lista picada en trocitos y sin quitarle la concha a la hoja. Se debe hacer lo mismo con las dos o tres pencas. Luego se colocan todos estos ingredientes en una licuadora, es decir, el aloe vera y la miel. No hay un tiempo específico para licuar, sólo se recomienda que dure lo suficiente como para generar una mezcla viscosa. En este punto, el remedio ya está listo para ser ingerido instantáneamente. Depende de cada persona si refrigerarlo o no, obviamente se recomienda la primera opción.

De este modo la persona o paciente comenzara un tratamiento diario, en el cual, consumirá una cucharada de la mezcla 15 minutos antes de cada comida, es decir, tres veces al adía y durante 10 días. Ese podría ser el inicio de una nueva etapa en el aprovechamiento del aloe vera para la cura del cáncer.

[esgracias]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *