info@absolutaloe.com

El aloe vera y la diabetes

La diabetes es una enfermedad que está matando a millones de personas al año. De hecho, científicos y especialistas afirman que la enfermedad causará al menos tres veces más muertes para el año 2050, por ello es importante aplicar tratamientos naturales específicamente, con el aloe vera, para tratar de prevenir esta enfermedad. 

La diabetes mellitus es una enfermedad causada por un conjunto de trastornos metabólicos que tienen como característica principal, la acumulación o concentración de altos niveles de glucosa en la sangre. Los síntomas principales son la poliuria, la polifagia y la polidipsia, además de perdida de una gran pérdida de peso sin razón aparente.

Existen al menos cuatro tipos de diabetes, las principales, las cuales comparten la misma característica: la diabetes tipo 1, aquella que comienza desde la juventud, y se presenta más que todo en niños y adolescentes, la misma bloquea la producción total de insulina, por lo tanto el paciente se convierte en insulino-dependiente.  La diabetes tipo 2, destaca por la poca capacidad para producir insulina o por el contrario no puede aprovechar la poca cantidad que produce. Este tipo de diabetes se presenta mayormente en adultos mayores de 40 años.

Ahora, la relación entre el aloe vera y la diabetes es estrictamente la regulación de la glucosa en sangre. El aloe vera es capaz de regular dichos niveles de azúcar de manera natural, ayudando a su vez a dos órganos afectados directamente por la enfermedad, como lo es el hígado y los riñones. Sabiendo esto entonces, también debe saber que hay una forma de hacerlo de la manera adecuada.

El aloe vera para el tratamiento de la diabetes se debe consumir, no directamente, pero si realizando algún tipo de preparado que le permita a la persona ingerirlo sin mayor dificultad. Para ello, se puede empezar por adquirir al menos una hoja de la planta, cortarla en trozos, y eliminar las espinas de los lados de la hoja. La persona decidirá si quiere comerla con la concha o no. Luego de esto, es necesario licuar los cristales de aloe vera en una licuadora junto a un poco de jugo de limón o alguna otra fruta, de cualquier tipo para darle un sabor más agradable, sin embargo, la fruta no debe ser tan dulce ya que se está tratando precisamente de controlar a la misma en el organismo. Así que, una vez licuado, la persona podrá beberlo una o dos veces al día, antes de dormir y al levantarse. El tratamiento debe ir acompañado de una estricta dieta y por supuesto bajo supervisión de un nutricionista.

[esgracias]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *