info@absolutaloe.com

Alivia problemas cutáneos con Aloe Vera

El aloe vera no solo se limita a su uso en productos industriales. Su aplicación como medicina natural se ha popularizado gracias a sus increíbles beneficios y aquellos que se presentan en el cutis no son la excepción.

Para tratar problemas de hongos en los pies, triturar el cristal de sábila y formar una pasta con él, untar sobre las zonas afectadas y dejarlo secar encima, mientras más cantidad tenga la capa de gel, mejor acción antimicótica tendrá. Para enjuagar, se sumergen los pies en agua tibia con zumo de limón y otro poco de sábila licuada (toda la hoja) luego lavar con agua clara. Repetir el tratamiento por 3 días, no aplicar talco ni productos químicos sobre los pies durante el tratamiento, procurar mantenerlos lo más secos posible.

Para los labios quemados por el frio o calor, preparar cristal de aloe vera con manzanilla, debe formarse una emulsión espesa, llevar a la nevera hasta que se solidifique lo más posible y luego aplicar sobre los labios dos o tres veces al día. En un par de días los labios se habrán sanado.

Para controlar la diarrea, hervir dos o tres guayabas y dejarlas reposar, para luego preparar zumo concentrado utilizando toda la fruta y luego tamizarla, el siguiente paso es licuar el cristal de sábila con el zumo de guayaba hasta que quede homogénea la mezcla, pasarla por el colador y consumir el líquido frio. Se debe tomar de 3 a 4 veces al día.

Aloe vera para las piernas, eliminar la sensación quemante en las extremidades inferiores, producto de los problemas circulatorios, varices, lesiones de la columna que causen trastornos de este tipo y otros problemas como el uso de ropa muy apretada, se licua una hoja entera de la planta, con suficiente agua fría, esta se coloca en una cubeta (tobo o pipote), aparte, preparar una infusión de agua con sal y hojas de llantén (Plantago Major)  se le agregará una cucharadita de sal por cada litro de agua en la cubeta, esa infusión se torna verde y muy concentrada, se añadirá al agua de sábila templada para que se forme un baño tibio, sumergir los pies en esa agua hasta que cubra la pantorrilla, máximo hasta la rodilla, masajear suave dentro del agua, enjuagar con agua a temperatura ambiente. Esto debe hacerse antes de dormir.

[esgracias]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *