Licores con Aloe Vera

 In Bebidas, Postres

El aloe vera tiene muchas propiedades que nos ofrecen beneficios para nuestro cuerpo. Con estas recetas te decimos como hacer algunos licores con esta mágica planta, para que puedas hacerlo en casa y aprovechar al máximo sus beneficios.

Licor de vino, aloe vera y mandarinas

Ingredientes:

  • 2 litros de vino blanco abocado
  • 2 mandarinas enteras con cáscara
  • 2 cáscaras completas de mandarina
  • 150 gramos de azúcar sin refinar
  • 5 gotas de esencia de vainilla
  • 1 copa de cognac o brandy
  • 500 ml de Jugo de Aloe Vera

Preparación:
Esta es una receta que se debe realizar con mucho tiempo antes de que se desee consumir, pues deben colocarse todos los ingredientes un recipiente oscuro y dejarlos macerando por 30 o 45 días, aproximadamente. Al cumplir el tiempo estimado, solo se deberá filtrar y estará lista para su consumo. Es una bebida que se puede consumir como refresco o aperitivo, además es ideal para acompañar con entremeses y postres.

Licor de albahaca y aloe vera

Ingredientes:

  • 30 hojas tiernas de albahaca
  • 500 ml de Jugo de Aloe Vera
  • 400 g. de azúcar refinada
  • 1 litro de aguardiente de orujo o grappa

Preparación:
En primer lugar vertemos el contenido de la botella de extracto de aloe vera. Luego coloca  las hojas de albahaca y cúbrelos con el alcohol. Debe dejar macerándolos por 30 días aproximadamente. Transcurrido el tiempo se debe entibiar el aguardiente y diluir en azúcar.

Mientras siga tibio se agrega al recipiente hermético y se deja macerando durante 60 a 90 días más. Por último, se debe filtrar y decantar varias veces hasta que el líquido esté completamente transparente y listo para su consumo. Es un licor de sobremesa.

Licor de manzanas y aloe vera

Ingredientes:

  • 2 kilos de manzanas rojas maduras
  • 500ml de Jugo de Aloe Vera
  • 800 gramos de azúcar
  • 1 litro de cognac o grappa
  • La mitad de un limón

Preparación:
Este licor debe ser elaborado con un mes de antelación a su consumo.

Para comenzar se deben pelar las manzanas, cortarlas en pequeños trozos y llevarlas a la licuadora. Añade también la mitad del limón y licúalo junto con las manzanas hasta que quede todo bien triturado. El limón, por contener vitamina C, impedirá que la mezcla se oxide.

Busca un frasco de vidrio con capacidad para 3 litros y vierte en este el preparado. Agrega los demás ingredientes y asegúrate de que el azúcar se mezcle bien. Debes remover la mezcla, no agitarla.

Deja el preparado reposar por un mes completo y cuélalo con frecuencia. Pasado este tiempo, ya estará listo para ser consumido.

Licor de aloe vera, miel, naranja y melisa.

Ingredientes:

  • 500 ml de Jugo de Aloe Vera
  • 5 hojas frescas de melisa.
  • 0,5 kg de miel
  • 0,8 litros de agua.
  • La concha de media naranja.
  • 1,75 litros aguardiente.

Preparación:
Busca un recipiente que quede bien cerrado y coloca allí el gel de aloe vera, la concha de naranja y las hojitas de melisa. Todos los ingredientes deben haberse troceado muy bien para que suelten sus jugos.  Añade todo el aguardiente y ciérralo muy bien.

Deja el licor macerando entre 25 y 30 días. Cada semana debes mover el recipiente y mantenerlo en un lugar seco y fresco. Pasado este tiempo el licor se debe filtrar para desechar los pedazos sólidos y quede únicamente el líquido.

Para la preparación del jarabe debes colocar los 500gr de miel en los 0,8 litros de agua. Se mezcla bien y luego el jarabe se fusiona con el licor macerado. Debes dejar reposar la mezcla por aproximadamente 15 o 20 días. Después de este tiempo el licor está apto para el consumo.

¿Sabes cómo hacer una buena maceración?

Ahora que ya tienes 4 recetas para hacer 3 distintos tipos de licor a base de aloe vera, seguramente querrás saber cómo se hace una buena maceración, pues de este proceso depende en gran medida la calidad del licor casero.

Te dejamos algunas recomendaciones para la maceración de tu licor de aloe vera.

  • Todas las frutas que utilices para elaborar tus licores deben haberse lavado muy bien. Recuerda que estas cuando se cultivan pudieron haber estado en contacto con pesticidas y aguas poco saludables.
  • Algunas se pelan y otras no. Todo dependerá del tipo de licor que vayas a elaborar.
  • Las partes duras de las frutas deben ser desechadas. Los huesitos, centros y pepitas no deben incluirse pues le darán un sabor amargo al licor. Ahora si lo que deseas es agregarle un toque amargo, puedes dejárselos sin problema.
  • El corte de las frutas debe ser muy fino. Nada de pedazos gruesos. Lo ideal es que queden del tamaño de un guisante.
  • Si vas a agregarle hierbas, estas no deben estar enteras. Deben desmenuzarse y mezclarse las unas con las otras.
  • Todas las frutas que vayas a añadir deben cubrirse por completo con el alcohol. No deben quedar frutas por encima.
  • El recipiente para la maceración debe quedar hermético.
  • El grado del aguardiente debe ser de un volumen de 48%. Un grado más alto causará un sabor amargo al producto final y  un grado más bajo del recomendado puede enturbiar el líquido.
  • Se debe buscar un aguardiente neutro para que no se altere el sabor de la maceración.
  • Si se emplea Vodka, Whisky o Brandy el producto final tendrá un gusto a ese licor combinado con el sabor de las frutas y de las hierbas.

Algunas recomendaciones para los licores caseros

Si estás comenzando en el mundo de los licores caseros, hay unas sugerencias que pueden serte muy útiles. Te dejamos las más importantes a continuación.

  • La preparación del almíbar que se mezclará posteriormente con el licor que ha sido macerado es muy importante. Este debe llevar la misma cantidad de azúcar que de agua. Es decir, que si lleva un litro de agua, debe llevar entonces un kilo de azúcar. Asimismo, el hervor no debe exceder los 5 minutos.
  • Es recomendable que si vas a agregarle frutas al licor las hagas aparte en conserva, para que se las agregues ya en los últimos días del macerado. Así no tendrás que esperar otros días adicionales para poder consumir el licor.
  • Si no deseas emplear un alcohol puro, una buena idea es usar licores ya destilados como el Vodka, el Wiskhy, la Ginebra o el Ron. Por supuesto en cantidades moderadas. Estas concentraciones serán rebajadas con el correspondiente almíbar.
  • Debes calcular muy bien el nivel de alcohol que utilizarás. Por ejemplo, si usarás un litro de alcohol con una concentración de 86 grados y le agregas para rebajar un litro completo de almíbar, el grado de alcohol final quedará en 43 grados. Es decir, se comparará con el Whisky u otro licor fuerte.
  • El cálculo es importante para no exceder el límite de alcohol.
[Total:2    Promedio:5/5]
Recent Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Shopping Cart
There are no products in the cart!
Subtotal
0,00
Total
0,00
Continuar comprando
0
Zumo aloe vera e higo chumbo
Comparte esta página con tus amigos!Whatsapp