info@absolutaloe.com

Eliminar estrías con aloe vera

Las estrías son una condición de la piel que se presenta muchísimo en mujeres y personas que bajan de peso drásticamente pero que puede ser reversible de manera más sencilla con el uso del aloe vera

La estría es básicamente una atrofia cutánea en el tejido conjuntivo y se produce en zonas muy específicas como glúteos, abdomen, brazos y zona interna del muslo. Cuando las estrías comienzan a formarse adquieren un color purpura debido a que todavía poseen riego sanguíneo, sin embargo, ese color va desapareciendo pasando inclusive por una tonalidad rosa, lo cual indica que todavía hay riego sanguíneo pero no lo suficiente. Una vez estos colores no son visibles, es decir, cuando adquieren un color blanquecino, es porque simplemente ya no existe riego sanguíneo en lo absoluto.

Las estrías son causadas por un estiramiento de las capas de la piel, por razones anteriormente nombradas, como la repentina disminución del peso. No obstante, existen otras causas más destacables como el embarazo, pubertad y crecimiento rápido. Esto se da porque  se presenta una ruptura de las fibras de colágeno, por ello, la piel se debilita perdiendo su elasticidad.

Existen varios métodos de prevención y tratamiento para esta condición dérmica. Lo más recomendado por especialistas, son productos fabricados a base de elastina o cuyo componente principal sea este. Sin embargo, también se debe tomar en cuenta otros ingredientes como; extracto de placenta, líquido amniótico, extracto de quisetum, algas, etc.

No obstante, existe una opción también natural y muy efectiva: el aloe vera. La sábila es conocida por sus características cicatrizantes y por su gran prontuario en el tratamiento de condiciones dérmicas como elemento regenerativo. Para ello, se puede preparar una crema a base de aloe vera.

Para hacerla sólo se necesita de aloe vera, aceite de oliva, capsulas de vitamina E y vitamina D. Sólo se necesita ½ taza de aceite de oliva, ¼ de gel de aloe vera y 6 capsulas de cada tipo de vitamina. A continuación, se deberán tomar las capsulas y abrirlas con mucho cuidado dejando sólo el contenido y mezclándolo con los demás elementos en una licuadora hasta obtener una pasta homogénea.

La crema ya está lista, sólo deberás aplicarla en las zonas afectadas masajeando suave y delicadamente hasta que la piel absorba la crema por completo. El proceso puede repetirse las veces que se desee, una vez al día o tres veces a la semana, todo depende de la persona. En caso de que no se tengan todos los ingredientes, también se puede  utilizar el gel directamente en la zona.

[esgracias]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *