Dile adiós a la tos con las recetas a base de Aloe Vera

 In Salud, Sistema Inmunológico

El aloe vera se ha caracterizado desde tiempo remotos por ser un gran coadyuvante en problemas gripales, y de tos específicamente, ya que sus propiedades medicinales interfieren en la proliferación y almacenamiento de bacterias y flemas acumuladas en los pulmones que son las principales causantes de esta afección.

Durante la estación de invierno o épocas de mucho frío suelen surgir enfermedades del sistema respiratorio, como resfriados, gripe, bronquitis y tos. Desde tiempos inmemorables se ha utilizado una efectiva planta natural para combatir sus síntomas y no es otra que la Sábila o aloe vera.

Se ha señalado su acción contra afecciones respiratorias como gripe, bronquitis o tos, pues limpia el organismo y logra desaparecer los síntomas en pocos días; numerosos son los casos en donde personas que presentan graves sintomatologías que tienen que ver con el sistema respiratorio, paulatinamente dejan notar una gran mejoría solo con la inclusión en su tratamiento de la planta de aloe vera.

El aloe vera es la forma más fácil de incorporar la medicina natural a la vida cotidiana, tan necesaria para mejorar la salud, aportando asombrosos  beneficios por su efecto curativo.

¿Por qué el aloe vera es bueno para el sistema respiratorio?

Tratar afecciones del sistema respiratorio con aloe vera es posible gracias a que esta planta cuenta con propiedades broncodilatadoras, antiinflamatorias e inmunomodulantes. Por esta razón es ideal para tratar la tos asmática, la tos alérgica, la tos crónica y la tos producida por catarros complicados.

Gracias a los aminoácidos como la metionina y la  aloemicina presentes en el aloe vera, la planta es muy útil para el tratamiento del asma y sinusitis pero en ningún caso el uso del aloe vera debe sustituir a los medicamentos recetados por los médicos.

Receta de aloe vera, miel, cebolla y limón

¿Qué necesitas para prepararla?

  • El jugo de 4 limones grandes.
  • 4 cucharadas de miel.
  • 250ml de jugo de aloe vera.
  • La mitad de una cebolla grande.
  • 3 cucharadas de agua.
  • Una ramita de tomillo.

¿Cómo es su preparación?

  • Añade el gel de aloe vera en la licuadora junto con todos los ingredientes.
  • Licúa los ingredientes hasta que se produzca una mezcla homogénea.
  • Si el sabor de la mezcla no le agrada puede echar un poquito más de miel.

Busca un frasco (preferiblemente de vidrio) y mantén tu jarabe refrigerado. Las tomas deben ser una cucharada en la mañana y una en la noche por una semana. Luego se toma una semana de descanso y se reinicia el tratamiento hasta que la tos haya desaparecido por completo.

Receta de aloe vera, miel y aceite de oliva

Las conocidas propiedades del aloe vera se mezclan con las cualidades antibióticas de la miel y los efectos lubricantes del aceite de oliva. Este último componente es muy eficaz para prevenir la irritación que en la mayoría de los casos origina los ataques de tos.

¿Qué necesitas para prepararla?

  • 250ml de jugo de aloe vera.
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 4 cucharadas de miel pura.

¿Cómo es su preparación?

  • Posiblemente la miel se encuentre en estado sólido pues es una propiedad común de la miel pura sin haber sido procesada. Si se encuentra en este estado, debes ablandarla en baño maría.
  • Una vez que la miel se encuentre liquida debes mezclarla con el aceite de oliva. Asegúrate de que se mezclen bien pues en consistencia son bastante diferentes. Si no consigues que se emulsionen correctamente, lleva la mezcla a la licuadora.

Vierte la mezcla en un frasco bien cerrado y mantenlo en la nevera. Se recomienda hacer 3 tomas diarias. Una cucharada 30 minutos antes de desayunar, otra 30 minutos antes de almorzar y la última 30 minutos antes de irte a dormir. Es recomendable tomarlo hasta que la tos desaparezca por completo.

Este jarabe es sumamente eficaz para combatir la tos nocturna que suele producirse con frecuencia debido a la sequedad e irritación de las mucosas.

Receta de aloe vera, miel y zanahoria

Las propiedades de la miel y del aloe vera se combinan con las cualidades de la zanahoria. Este jarabe en particular es ideal para tratar la tos después de una fuerte bronquitis y ayuda a expectorar la flema.

¿Qué necesitas para prepararla?

  • 4 o 5 zanahorias grandes.
  • 3 cucharadas de miel.
  • 250ml de jugo de aloe vera.

¿Cómo es su preparación?

  • Pela bien las zanahorias, córtalas en pequeños pedazos y colócalas a hervir.
  • Una vez que veas que las zanahorias se han ablandado lo suficiente, viértelas en la licuadora junto con la miel y el jugo de ale vera.
  • Licúa los ingredientes hasta que se forme una pasta espesa.

Finalmente, debes almacenar la mezcla en un frasco de vidrio y bien cerrado en el refrigerador. La toma debe ser entre 3 y 4 cucharadas al día. Este jarabe no solo calmará la tos sino también te ayudará a expulsar la flema que se encuentra adherida a los bronquios.

Es imprescindible que el jugo de aloe vera sea puro y extraído directamente de la pulpa del aloe vera y no a base de polvos deshidratados.

Nuestro gel y nuestro jugo de aloe vera son producidos con aloe barbadensis miller cultivado en tierra volcánica rica en nutrientes y bajo el brillante sol de la isla de Fuerteventura.

[Total:1    Promedio:5/5]
Recent Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Shopping Cart
There are no products in the cart!
Subtotal
0,00
Total
0,00
Continuar comprando
0
Comparte esta página con tus amigos!Whatsapp